orientacion-familiar

Protección civil y discapacidad

  Autor:  Fernanda López Mendiolea

El terremoto del 85 en CDMX nos recuerda que hay que pensar en las personas con discapacidad

El próximo lunes se conmemorarán 31 años del terremoto que el 19 de septiembre sacudió a la Ciudad de México a las 07:19 horas, en el que fallecieron miles de personas, que dejó severos daños materiales y una huella imborrable en la memoria de los mexicanos.

Ante las autoridades rebasadas e impávidas, fue la sociedad la que se volcó a rescatar y ayudar a las personas y es ahí, donde se plantea la necesidad de implementar medidas de Protección Civil, para prevenir y actuar en situaciones de desastres naturales.

Desde 1985 hasta la fecha, existen importantes avances, sin embargo un tema que sigue siendo tarea pendiente en este ámbito es la protección civil de las personas con discapacidad, ya que por ejemplo, la mayoría de las instalaciones no cuentan con la señalización adecuada, ni los mensajes de prevención por ejemplo de alerta volcánica o huracanes se transmiten en lengua de señas.

En este sentido, en el diseño universal se especifican las condiciones de construcción y adecuación de los inmuebles, públicos y privados para el acceso de las personas con discapacidad, sensorial, motriz o intelectual.

El diseño universal es muy importante porque no nada más es para que se pueda ingresar en él de sino también salir, evacuar de manera accesible, esto puede hacer la diferencia en una situación de riesgo, como un temblor.

Tener instalaciones e información adecuada es un derecho de todas las personas, así lo señala el Artículo 11: “Situaciones de riesgo y emergencias humanitarias de la Convención de los Derechos para las personas con discapacidad”, que dice: “Los Estados Partes adoptarán, en virtud de las responsabilidades que les corresponden con arreglo al derecho internacional, y en concreto el derecho internacional humanitario y el derecho internacional de los derechos humanos, todas las medidas necesarias para garantizar la seguridad y la protección de las personas con discapacidad en situaciones de riesgo, incluidas situaciones de conflicto armado, emergencias humanitarias y desastres naturales”.

Para garantizar la seguridad de las personas con y sin discapacidad, es necesario capacitar a los cuerpos de protección civil, llegar a las escuelas, informarles, porque al igual que en otros casos deben saber qué hacer, cómo actuar antes, durante y después en una situación de riesgo.

En este sentido se han realizado algunas acciones, como la “Guía General de Prevención y Preparación en Situaciones de Emergencia para las Personas con Discapacidad”, que en el 2015 el gobierno del Distrito Federal presentó, elaborada para que puedan saber cómo actuar, así de cómo se debe ayudarles en caso de ser necesario.

Y fue el pasado 12 de agosto cuando se publicó en el Diario Oficial de la Federación la “NOM-008-SEGOB-2015, Personas con discapacidad.- Acciones de prevención y condiciones de seguridad en materia de protección civil en situación de emergencia o desastre”, que busca implementar acciones de protección civil antes, durante y después de una situación de desastres o emergencias para la seguridad de las personas con discapacidad.

Esta NOM es de observancia obligatoria y nacional, significa que todos los inmuebles públicos y privados, tendrán que adoptar las medidas que ahí se señalan, sin embargo no entrará en vigor sino hasta noviembre de este año.

El siguiente lunes, se realizarán simulacros en escuelas, oficinas, hospitales y diversos espacios, con la finalidad de concientizar a la sociedad acerca de la importancia de estar preparados para un siniestro, sin embargo es necesario que los cuerpos de protección civil tengan una perspectiva de inclusión, para que estos mensajes lleguen a las personas con discapacidad y sean partícipes de su propia seguridad y de la de los demás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *